EE.UU. será derrotado en la guerra 5G con China

La elite empresarial y científica de la tecnología estadounidense confirma, en un informe de la defensa, que China ha tomado la delantera en la tecnología del mañana.
Por Gordon Watts
¿Un smartphone sensacional o un peligro claro y presente? Huawei, probablemente, encaja en ambas categorías.
El grupo de telecomunicaciones chino recaudó $52.5 mil millones de su negocio de consumo el año pasado, lo que representó un aumento del 45% en los ingresos en comparación con el mismo período del 2017.
Al mismo tiempo, la empresa familiar ha fortalecido su control del 5G después de firmar 46 contratos comerciales, con planes para enviar más de 100,000 estaciones base para ejecutar las redes súper rápidas.
Y para completar la polémica que ha logrado este gigante en 12 meses, también ha sido incluido en la lista negra de Estados Unidos y ha sido calificada como una amenaza para la seguridad nacional del Hegemon en decadencia. Sin embargo, Huawei sigue a la vanguardia en las ambiciones de alta tecnología de China y es el líder mundial en la tecnología inalámbrica de la próxima generación.
“El líder del 5G puede ganar cientos de miles de millones de dólares en ingresos durante la próxima década, con la creación generalizada de empleos en el sector de la tecnología inalámbrica”, declaró la Junta de la Defensa de Innovación, un grupo de líderes empresariales y académicos estadounidenses, en un informe para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
“El país que posea el 5G será el dueño de muchas de estas innovaciones y establecerá los estándares para el resto del mundo”, agregó. “Actualmente, es probable que ese país no sea Estados Unidos”, remarca el estudio de 33 páginas.

Estruendosa llamada de alerta
Dado que la Junta de Defensa está formada por la realeza tecnológica de EE.UU., como el ex presidente de Alphabet Eric Schmidt, el fundador de LinkedIn Reid Hoffman y el ex director ejecutivo de Aspen Institute, Walter Isaacson, la llamada de alerta resuena estruendosamente.
Lo mismo ocurre con otros aspectos clave del estudio recientemente publicado, que es una llamada de atención para Washington en su camino hacia una carrera tecnológica con Beijing.
“China ha tomado la delantera en el desarrollo del 5G a través de una serie de inversiones agresivas[s]… invirtiendo $180 mil millones en gastos de capital para el despliegue del 5G durante cinco años”, resalta el coautor del informe Milo Medin, vicepresidente de servicios de tecnología inalámbrica en Google.
“A nivel nacional, el despliegue del 5G en China se está implementando a través de sus principales compañías de telecomunicaciones (China Mobile, China Unicom y China Telecom). Los tres se centran principalmente en el desarrollo de una red 5G independiente, con planes para implementar una aplicación precomercial en el 2019 y una aplicación comercial formal en el 2020”, continúa el estudio titulado “El ecosistema 5G: riesgos y oportunidades para el Departamento de Defensa”.

Diez mil estaciones base en el extranjero
“A nivel mundial, los grandes fabricantes de China (Huawei y ZTE) están impulsando el despliegue de 5G a través de las ventas comerciales de equipos y dispositivos habilitados para el 5G, principalmente para redes no independientes, y Huawei ya ha enviado más de 10,000 estaciones base en el extranjero”, agregó.
Comercialmente, las recompensas son inmensas y empequeñecerán las riquezas acumuladas de la revolución 4G casi una década antes. Estas líneas de alta velocidad desarrolladas por los grupos de telecomunicaciones estadounidenses AT&T y Verizon, abrieron el camino para la era de los teléfonos inteligentes en EE.UU. y el rápido ascenso de los gigantes mundiales de Apple, Google, Facebook, Amazon y Netflix, junto con una serie de aspirantes en línea.
A medida que las redes 4G se desplegaron en el resto del mundo, esto “ayudó a impulsar el dominio global de los EE.UU.” en servicios inalámbricos e Internet. También “creó un ecosistema liderado por Estados Unidos en el cual el Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DoD) y el resto del mundo operaron” por “casi una década”.

Espantosa declaración para EE.UU.
Pero eso está empezando a cambiar, de acuerdo con el informe “El ecosistema 5G”, con Beijing, y no Washington, en la posición de vanguardia. En una declaración espantosa para los intereses del régimen de Washington, el informe agregó:
“China planea desplegar la primera red 5G generalizada en el 2020. La ventaja del primer motor probablemente impulsará aumentos significativos en el mercado de sus proveedores de equipos de telecomunicaciones y dispositivos, junto con sus proveedores de sistemas y semiconductores nacionales.
“Como resultado, las compañías de internet chinas estarán bien posicionadas para desarrollar servicios y aplicaciones para su mercado local que aprovechan la velocidad 5G y la baja latencia. A medida que se implementa el 5G en todo el mundo, es probable que las aplicaciones y servicios de teléfonos e internet de China se vuelvan dominantes, incluso si fueran excluidos de EE.UU.
“China está en camino de repetir con el 5G lo que sucedió con Estados Unidos con el 4G”.

“Hecho en China 2025”
A la vanguardia en este nuevo y espléndido mundo con características chinas estará Huawei, que forma parte de la política de Intelligent Plus. Hasta hace seis meses, se conocía como la iniciativa “Hecho en China 2025”, un programa de 10 años lanzado en el 2015.
Con un nuevo nombre debido a la guerra comercial chino-estadounidense, el proyecto multibillonario creará las “ciudades inteligentes” y las “fábricas inteligentes” del mañana.
El modelo abarca una serie de industrias como las energías renovables, los ferrocarriles y la robótica, así como el Internet de las cosas. Todos ellos se construirán sobre los cimientos digitales masivos de big data y se vincularán a través de inteligencia artificial o IA.
Además, el 5G será la sala de máquinas, alimentando redes súper rápidas y procesando océanos de datos en menos de un abrir y cerrar de ojos. Dentro de esa sala de máquinas estará la tecnología de Huawei.
“Hemos participado activamente en las implementaciones del 5G y no veremos grandes cambios en términos de nuestra participación geográfica a escala global”, dijo David Wang, un alto ejecutivo de la compañía, en abril pasado.
Desde entonces, la compañía fundada por el ex ingeniero del Ejército de Liberación Popular Ren Zhengfei, ha sido acusada de tener profundos vínculos con el EPL (Ejército Popular de Liberación de China) y el gobierno central de China en una serie de documentos de investigación. El grupo ha negado categóricamente las acusaciones. (En verdad la acusación es bastante cínica por parte de EE.UU., cuyo gobierno tienen una relación simbiótica con las grandes compañías tecnológicas de ese país como Google, Amazon, Facebook, Apple y Twiter, como parte de su cadena de inteligencia y espionaje.)

China formará un nuevo mercado
Aun así, el papel protagónico de Huawei en el 5G continúa suscitando preocupaciones en Washington. Como señaló la Junta de Innovación de la Defensa en su informe:
“China dará forma a todo el mercado de productos 5G en el futuro. Si las empresas desean vender sus productos 5G en China o en cualquier red, deberán desarrollar las especificaciones preferidas de China y asociarse con empresas chinas.
“Esto aumenta el riesgo de puertas traseras y vulnerabilidades del producto en toda la cadena de suministro. Se ha descubierto evidencia de puertas traseras o vulnerabilidades de seguridad en una variedad de dispositivos a nivel mundial. Muchos de estos parecen estar relacionados con los requisitos de la comunidad de inteligencia china, presionando a las compañías para [extraer] información sobre los usuarios domésticos.
“Sin embargo, si la política china requiere acceso de puerta trasera integrado en dispositivos vendidos en China por motivos de seguridad interna, este código comprometido aplicado a un mercado tan grande aumenta el riesgo de que estas vulnerabilidades se extiendan al resto del mundo”.
Para Huawei, para citar el eslogan de su página de inicio, Construir un mundo totalmente conectado e inteligente, parece estar lleno de riesgos para el resto del mundo. (Aunque cabe preguntarse: ¿Iguales o peores que los de EE.UU. ha realizado con su red de espionaje global?)

Gordon Watts es un Editor Asociado de Asia Times.

Fuente: https://www.asiatimes.com/2019/07/article/us-is-losing-the-5g-war-to-china/
Traducción: A. Mondragón

1 Comment

  1. We are a group of volunteers and opening a new scheme in our community.
    Your web site provided us with valuable info to work on. You’ve done an impressive job and our entire community
    will be grateful to you.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*