El Día de la Independencia… de Eurasia

A finales del 2017, cuando publicamos el artículo “La Muralla Invisible engulle al Muro de Donald Trump: El día que China dividió el mundo en el Siglo XXI” nosotros escribimos que China acababa de enviar el siguiente mensaje a Occidente: “A Quien Corresponda: A partir de este momento China ha decidido, con todo su poderío imperial, defender sus intereses de seguridad nacional —un término que EE.UU. suele usar, para su exclusivo beneficio— no solo en Siria, sino de todo el territorio que está al interior de la nueva muralla, porque así como ‘América es para los Americanos’ —que después intentaron cambiar por ‘El Mundo es para los Americanos’, cuando desapareció la Unión Soviética en 1991—, a partir de ahora ‘Oriente es para los Orientales’. Y aquel que ose cruzar la nueva muralla, en contra de nuestra seguridad nacional, debe atenerse a todas las consecuencias”.

Hoy, un poco más de cuatro años después, China y Rusia acaban de proclamar conjuntamente una “Declaración de Independencia de Eurasia”, en el contexto de lo que nosotros hemos propuesto desde 2018 —y que es el motto de nuestra página— la construcción de “El Nuevo Sistema Mundo Euroasiático”. Esa es la forma en que nosotros interpretamos el soberbio análisis, publicado en The Saker, de la declaración conjunta del presidente de la República Popular China, Xi Jinping, y el presidente de la Federación Rusa, Vladimir V. Putin, el pasado 4 de febrero del 2022. Es, sin lugar a dudas, “un documento histórico crucial”.
El mundo ya cambio. Las decisiones trascendentales en el planeta ya no son patrimonio exclusivo de Washington, que apuesta por las más destructivas. La geografía del poder se trasladó a Eurasia. Que la mayoría del mundo no lo perciba solo es una pequeña anécdota en esta historia descomunal.

Descifrando la declaración conjunta ruso-china

Introducción:
Lo primero es lo primero, esta es una declaración muy larga (5,300 palabras). También es extremadamente importante, ya que se ocupa principalmente de cuestiones de gran estrategia (discute el “qué es”, no el “cómo”). En pocas palabras, esta es una visión común del futuro compartida entre Rusia y China. Por lo tanto, también es un documento que establece objetivos comunes. Teniendo en cuenta su alcance y objetivo, este es definitivamente un documento histórico crucial.

A continuación, es muy importante comprender quién es el público objetivo de esta declaración. Por definición, el público objetivo de dicho documento es todo el planeta, pero por su lenguaje diría que está bastante claro que este no es un documento dirigido a nadie en Occidente (por un lado, es demasiado largo para el lector occidental promedio y es demasiado largo para ser reimpreso o leído en su totalidad en la prensa general). Hay un dicho que todos los rusos conocen: “Oriente es un asunto delicado/refinado” (proviene de una famosa película soviética). El estilo y el contenido de esta declaración conjunta muestra que está dirigida principalmente al público ruso y chino, especialmente a quienes están en las posiciones de poder —para un lector occidental típico, el texto en sí parece prolijo y lleno de tópicos bien intencionados. Los rusos y los chinos se entienden mucho mejor, y no solo saben leer entre líneas y pueden evaluar lo que se dice y lo que solo se sugiere. El hecho de que algunas cosas sólo sean aludidas no las hace de ninguna manera menos cruciales. Nuevamente, la audiencia aquí definitivamente no es occidental.

Habiendo dicho todo eso, quiero elegir, aproximadamente en orden, algunas partes clave de ese discurso y tratar de desglosar lo que realmente dice esta declaración conjunta. Esta es una selección un tanto arbitraria, en realidad, casa palabra y cada coma importan aquí, pero en aras de la brevedad, no comentaré el texto completo. Sin embargo, le recomiendo que se tome el tiempo y lo lea aquí.

***

Extractos clave de la Declaración Conjunta Rusia-China: (énfasis añadido)

Algunos actores que representan una minoría a escala internacional continúan abogando por enfoques unilaterales para abordar problemas internacionales y recurren a la fuerza; interfieren en los asuntos internos de otros Estados, vulnerando sus legítimos derechos e intereses, e incitan a las contradicciones, diferencias y enfrentamientos, obstaculizando así el desarrollo y progreso de la humanidad, frente a la oposición de la comunidad internacional.
Traducción: EE.UU. y algunos de sus estados vasallos quieren mantener una hegemonía mundial e ignorar el derecho internacional. Esta es una amenaza para la paz y la seguridad de todo nuestro planeta. Nos oponemos a esto.

No existe una plantilla única para guiar a los países en el establecimiento de la democracia. Una nación puede elegir las formas y métodos de implementar la democracia que mejor se adapten a su estado particular, en función de su sistema social y político, sus antecedentes históricos, tradiciones y características culturales únicas. Corresponde únicamente al pueblo de cada país decidir si su Estado es democrático.
Traducción: No hay una sola forma de establecer el poder real de la gente, y los foráneos están, por definición, descalificados para juzgar el grado de “democracia” de cualquier nación. Cada nación tiene derecho a decidir cómo quiere vivir, cómo quiere estructurar formalmente su poder popular y solo el pueblo de esa nación puede decidir si la organización de su país expresa y defiende fielmente sus valores nacionales. Los agentes externos no pueden pensar que ellos son los únicos “maestros de la democracia”.

Las partes reafirman su enfoque en la construcción de la Gran Asociación Euroasiática en paralelo y en coordinación con la construcción de la Franja y la Ruta, para fomentar el desarrollo de asociaciones regionales, así como procesos de integración bilateral y multilateral, en beneficio de los pueblos del continente euroasiático. Las partes acordaron continuar intensificando constantemente la cooperación práctica para el desarrollo sostenible del Ártico.
Traducción: Nosotros, los lugareños, estamos (y hemos estado) construyendo una comunidad euroasiática que abarcará toda la masa terrestre euroasiática y sus aguas árticas adyacentes. Esta masa de tierra euroasiática será soberanamente gobernada por las naciones que la componen.

Las partes están muy preocupadas por los serios desafíos de seguridad internacional y creen que los destinos de todas las naciones están interconectados. Ningún Estado puede ni debe garantizar su propia seguridad separadamente de la seguridad del resto del mundo y a expensas de la seguridad de otros Estados.
Traducción: La seguridad es siempre y por definición colectiva. No puede haber seguridad para unos a expensas de la seguridad de otros. La noción de seguridad unilateral del imperio anglosionista es, básicamente, poner un arma en la cabeza de cada nación del planeta con la amenaza muy explícita de apretar el gatillo, si esa nación se atreve a resistirse a este acto típico de agresión imperialista.

Las partes reafirman su firme apoyo mutuo para la protección de sus intereses fundamentales, la soberanía estatal y la integridad territorial, y se oponen a la interferencia de fuerzas externas en sus asuntos internos.
Traducción: Estamos y estaremos uno al lado del otro, y juntos derrotaremos a aquellas fuerzas que están tratando de evitar que alcancemos y mantengamos una soberanía verdadera y plena.

La parte rusa reafirma su apoyo al principio de Una China, confirma que Taiwán es una parte inalienable de China y se opone a cualquier forma de independencia de Taiwán.
Traducción: Rusia apoyará los esfuerzos chinos para reintegrar Taiwán. Rusia tiene el respaldo de China.

Rusia y China se oponen a los intentos de fuerzas externas de socavar la seguridad y la estabilidad en sus regiones adyacentes comunes, tienen la intención de contrarrestar la interferencia de fuerzas externas en los asuntos internos de los países soberanos bajo cualquier pretexto, se oponen a las revoluciones de color y aumentarán la cooperación en las áreas antes mencionadas.
Traducción: China apoyará a Rusia en sus esfuerzos para evitar que EE.UU./OTAN/UE convierta a Ucrania en un país anti-Rusia o derroque a los gobiernos amigos de Rusia. China tiene el respaldo de Rusia.

Las partes creen que ciertos Estados, alianzas y coaliciones militares y políticas buscan obtener, directa o indirectamente, ventajas militares unilaterales en detrimento de la seguridad de otros, incluso mediante el empleo de prácticas de competencia desleal, intensificar la rivalidad geopolítica, fomentar el antagonismo y la confrontación, y socavar gravemente el orden de seguridad internacional y la estabilidad estratégica mundial. Las partes se oponen a una mayor ampliación de la OTAN y piden a la Alianza del Atlántico Norte que abandone sus enfoques ideologizados de guerra fría, que respete la soberanía, la seguridad y los intereses de otros países, la diversidad de sus antecedentes civilizatorios, culturales e históricos, y que ejerza una actitud justa y objetiva hacia el desarrollo pacífico de otros Estados.
Traducción: Occidente está tratando de desestabilizar, subvertir, controlar y destruir cualquier país que no esté dispuesto a convertirse en un estado vasallo de Estados Unidos. La OTAN es una superestructura agresiva, violenta y totalitaria, cuyo objetivo es impedir que cualquier país alcance la soberanía. Es solo la última iteración del imperialismo anglosajón. Su ideología se basa en el odio y la proyección de su propia cosmovisión y ethos odiosos a los demás. Su naturaleza es imperialista y su lema es divide et impera. Nos opondremos juntos a ese tumor maligno geoestratégico.

Las partes están seriamente preocupadas por la asociación de seguridad trilateral entre Australia, los Estados Unidos y el Reino Unido (AUKUS), que prevé una cooperación más profunda entre sus miembros en áreas que involucran la estabilidad estratégica, en particular su decisión de iniciar la cooperación en el campo de submarinos de propulsión nuclear. Rusia y China creen que tales acciones son contrarias a los objetivos de seguridad y desarrollo sostenible de la región de Asia y el Pacífico, aumentan el peligro de una carrera armamentista en la región y plantean graves riesgos de proliferación nuclear.
Traducción: AUKUS es una iteración más del imperialismo anglosajón. Es peligroso y nos opondremos juntos.

Las partes piden a Estados Unidos que responda positivamente a la iniciativa rusa y abandone sus planes de desplegar misiles terrestres de alcance intermedio y corto en la región de Asia-Pacífico y Europa. La parte china simpatiza y apoya las propuestas presentadas por la Federación Rusa para crear garantías de seguridad legalmente vinculantes a largo plazo en Europa.
Traducción: China respalda completamente el ultimátum ruso a Occidente. El rechazo de Occidente a las demandas rusas afecta también a la región de Asia-Pacífico y, por tanto, afecta e incluso amenaza los intereses nacionales de China. Rusia y China tienen el objetivo común de resistir las políticas imperialistas de Occidente.

Las partes señalan que la denuncia por parte de Estados Unidos de una serie de importantes acuerdos internacionales de control de armas tiene un impacto extremadamente negativo en la seguridad y estabilidad internacional y regional. Las partes expresan su preocupación por el avance de los planes de EE.UU. para desarrollar una defensa antimisiles global y desplegar sus elementos en varias regiones del mundo, combinados con el desarrollo de capacidades de armas no nucleares de alta precisión para ataques de desarme y otros objetivos estratégicos.
Traducción: Rusia no permitirá que EE.UU. rodee militarmente a China y China no permitirá que EE.UU. rodee militarmente a Rusia. Rusia y China están espalda con espalda y se protegerán mutuamente, frustrando así cualquier plan anglosajón para rodear a una o ambas de estas naciones.

Las partes se oponen a los intentos de algunos Estados de convertir el espacio ultraterrestre en un escenario de confrontación armada y reiteran su intención de hacer todos los esfuerzos necesarios para prevenir el emplazamiento de armas en el espacio y una carrera de armamentos en el espacio ultraterrestre. Contrarrestarán las actividades encaminadas a lograr la superioridad militar en el espacio y utilizarlo para operaciones de combate.
Traducción: Los programas espaciales ruso y chino harán un esfuerzo conjunto para derrotar los intentos anglosajones de militarizar el espacio, ambos países se ayudarán mutuamente a desarrollar futuras capacidades espaciales, y a crear y desplegar los medios para evitar que los EE.UU. los amenace con espacio.

Las partes enfatizan que las actividades de armas biológicas nacionales y extranjeras por parte de los Estados Unidos y sus aliados, plantean serias preocupaciones y preguntas para la comunidad internacional con respecto a su cumplimiento con la BWC (Biological Weapons Convention). Las partes comparten la opinión de que tales actividades representan una grave amenaza para la seguridad nacional de la Federación Rusa y China, y son perjudiciales para la seguridad de las respectivas regiones.
Traducción: Estados Unidos claramente tiene un programa activo de guerra biológica. Rusia y China se sienten amenazados por esto y actuarán juntos para evitar que EE.UU. desarrolle armas biológicas ilegales y peligrosas.

La parte rusa destaca la importancia del concepto de construir una “comunidad de destino común para la humanidad”, propuesto por la parte china para garantizar una mayor solidaridad de la comunidad internacional y la consolidación de los esfuerzos para responder a los desafíos comunes. La parte china destaca la importancia de los esfuerzos realizados por la parte rusa para establecer un sistema multipolar justo de relaciones internacionales.
Traducción: Rusia y China coinciden en que el nuevo orden mundial post occidental que quieren lograr, se basará en la hermandad y la solidaridad de todos aquellos países que, en lugar de explotar todo el planeta en beneficio de unos pocos, quieren ver un sistema internacional basado en valores compartidos y no en la codicia y la opresión de los débiles por parte de los fuertes. En ese sistema, las relaciones entre los países se basarán en el derecho internacional y las Naciones Unidas como su piedra angular y no en unas “alianzas de voluntad” ad hoc o cualquier otra tontería ilegal similar.

Reafirman que las nuevas relaciones interestatales entre Rusia y China son superiores a las alianzas políticas y militares de la era de la Guerra Fría. La amistad entre los dos Estados no tiene límites, no hay áreas de cooperación “prohibidas”, el fortalecimiento de la cooperación estratégica bilateral no está dirigido contra terceros países, ni se ve afectado por el cambiante entorno internacional y los cambios coyunturales en terceros países.
Traducción: “Las relaciones entre Rusia y China son superiores a las alianzas políticas y militares de la era de la Guerra Fría” es bastante clara: Rusia y China son más que aliados o “solo” simbiontes, la alianza que han formado no es una paz de papel al estilo occidental, que puede ser revocada o ignorada. Rusia y China han decidido establecer una verdadera “amistad que no conoce límites”, es decir, una hermandad mucho más grande en alcance y mucho más profunda, en naturaleza, que cualquier alianza formal. Los dos países ven un futuro común y se apoyarán el uno al otro como dos hermanos que se quieren. Nota: la elección de las palabras “amistad sin límites” se ha diseñado cuidadosamente para que no tenga sentido para una audiencia occidental, que sólo lo verá como “lugares comunes piadosos y vagos, sin obligaciones vinculantes”, sino que será muy claro para los que vengan de los entornos de las civilizaciones rusa y china. Dicho simplemente: nadie en Occidente cree realmente en la “amistad” entre estados, solo en alianzas temporales e intereses personales. El concepto de amistad tiene un significado muy diferente en China y Rusia. Además, “sin límites” tampoco tiene sentido en la geopolítica occidental. Nuevamente, para una audiencia rusa o china, el párrafo anterior significa y expresa mucho MÁS que cualquier “alianza”, “tratado” o “acuerdo”. Los líderes políticos occidentales simplemente no pueden comprender o imaginar lo que Rusia y China están diciendo aquí; sus mentes simplemente no pueden comprender lo que se dice aquí.

Rusia y China tienen como objetivo fortalecer integralmente la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y mejorar aún más su papel en la configuración de un orden mundial policéntrico, basado en los principios universalmente reconocidos del derecho internacional, el multilateralismo, la seguridad equitativa, conjunta, indivisible, integral y sostenible. Consideran importante implementar de manera consistente los acuerdos sobre mecanismos mejorados, para contrarrestar los desafíos y amenazas a la seguridad de los estados miembros de la OCS y, en el contexto de abordar esta tarea, abogan por una mayor funcionalidad de la Estructura Antiterrorista Regional de la OCS.
Traducción: China y Rusia desarrollarán su cooperación de seguridad de espectro completo. Al igual que la CSTO (Collective Security Treaty Organization) recientemente, la OCS pronto desarrollará “dientes” más poderosos y los mostrará cuando sea necesario. Y no se deje engañar por la referencia a la elección de mundos “antiterroristas”. La reciente operación de la CSTO en Kazajistán también fue “antiterrorista” 🙂

Conclusión:

La publicación de esta declaración conjunta es el equivalente geoestratégico del famoso discurso de Putin, en el que describió los nuevos sistemas de armas rusos —inicialmente será rechazado por los políticos occidentales, que luego atravesarán lentamente las cinco etapas de duelo de Kübler-Ross (negación, ira, negociación, depresión y aceptación). Esta “amistad ilimitada” que trabaja hacia una “comunidad de destino común para la humanidad”, es la peor pesadilla absoluta del imperialismo occidental —la Pesadilla que John Halford Mackinder previó, de alguna forma, ¡en 1904!— y solo empeora por el hecho de que no hay absolutamente nada que Occidente pueda hacer para frustrar, oponerse o incluso frenar el progreso de Rusia y China hacia su objetivo y futuro común.

Lejos de “atacar” a Occidente o de invadir a nadie, Rusia y China ya llevan años haciendo algo y ahora está bastante claro qué es ese “algo” (al menos para quienes tienen la sobriedad y la inteligencia para verlo): Rusia y China simplemente está dejando atrás al Occidente unido, dejándolo hacer lo suyo (suicidio político, cultural, económico, militar e incluso espiritual) mientras construyen una alternativa.
Se podría decir que la Zona B no quiere destruir o derribar a la Zona A. La Zona B quiere ofrecer una alternativa a la Zona A y luego dejar que cada nación decida por sí misma en qué zona quiere vivir.

Hay una palabra que falta en esta declaración. Esa palabra es “Irán”.
No falta porque a China o Rusia no les importe Irán o no se den cuenta de lo importante que será Irán para el futuro de Oriente Medio e incluso de todo nuestro planeta. Lo saben muy, muy bien. La razón por la que falta la palabra “Irán” es simple: mientras que Irán es definitivamente un amigo y aliado tanto de Rusia como de China, Irán no comparte una “amistad ilimitada” o una relación simbiótica fraternal con ninguno de los dos países. Irán tampoco es miembro de pleno derecho de la OCS todavía (pero lo será pronto). ¡Habla sobre la verdadera diversidad! Estos países tienen culturas, historias y sistemas políticos completamente diferentes, pero se apoyan mutuamente. ¡Ese es el modelo de “no hay una plantilla única para todos” que ya se está construyendo ante nuestros ojos! También creo que la oferta de Irán para convertirse en miembro de pleno derecho de la Organización de Cooperación de Shanghái fue aprobada, pero debe formalizarse. Sin embargo, tanto China como Rusia entienden que Irán es crucial, no solo como una puerta de entrada para Rusia y China en el Medio Oriente, sino también como un miembro crucial del sistema supra-ideológico de alianzas que Rusia y China quieren crear. De hecho, estos países ya llevan años ayudándose unos a otros. Pero hay más, mira esto:

— Rusia es un estado democrático y “social”, con una extraña y cambiante mezcla de capitalismo y colectivismo ruso tradicional.
— China es una mezcla única de capitalismo y control estatal comunista
— Irán es una República Islámica.

¡Habla sobre la verdadera diversidad! Estos países tienen culturas, historias y sistemas políticos completamente diferentes, pero se apoyan mutuamente. ¡Ese es el modelo de “no hay una plantilla única para todos” que ya se está construyendo ante nuestros ojos!
Este modelo atraerá e incluirá fácilmente a aquellos países latinoamericanos que optarán por la ideología del “Socialismo del Siglo XXI” (principalmente desarrollado por Cuba, Venezuela y Bolivia). También será mucho más atractivo para muchos países africanos que la “bota imperialista occidental” (los ejemplos incluyen Malí, Burkina Faso, Congo y, potencialmente, muchos otros).
El mapa que se ve abajo muestra la situación actual.
La declaración conjunta ruso-china nos dice todo lo que necesitamos saber sobre cómo cambiará este mapa en el futuro cercano.

Andréi

Nota del Traductor: Como un Colofón a lo publicado por The Saker, podemos agregar lo que publicamos en el 2017:
“No es sorprendente que a Occidente le cueste tanto trabajo entender a China en la medida en que se trata de dos mundos con valores completamente diferentes. Las élites occidentales, que desprecian la cultura china, harían mucho mejor en ir a buscar en sus propios ancestros al menos una pizca de sabiduría”, escribió Jiang Feng, presidente del Consejo de Estudios Internacionales de la Universidad de Shanghái, en un artículo titulado «La nueva teoría de las élites occidentales sobre la “amenaza china”».
Y agregó: “Deberían recordar que el emperador francés Napoleón Bonaparte predijo en su momento el despertar de China e intimó a los emisarios ingleses a no invadir este país y a buscar mejor un acuerdo beneficioso para ambas partes. Más recientemente, el ex canciller alemán Helmut Schmidt también recordó que Occidente no debería reprochar a China el hecho de tener una forma diferente de funcionamiento y que tendría más bien que mostrar respeto a esta civilización milenaria, y también hacia sus recientes reformas y su también reciente desarrollo, y dejar de cometer errores sobre ella”.

Fuente: http://thesaker.is/unpacking-the-russian-chinese-joint-statement/
Traducción: A. Mondragón

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. El Nuevo Sistema Mundo comenzó a Girar
  2. El Nuevo Sistema Mundo comenzó a girar | Rebelión Contra el Mundo Moderno

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*