La Muralla Tecnológica de Washington y sus consecuencias

Tim Kirby
Después de años de llamar dictador al presidente Trump, él finalmente le dio a la gente una buena razón, con su régimen tomando una página tomada directamente del libro de texto del Partido Comunista de China sobre cómo hacer funcionar Internet dentro de su propio país. Mike Pompeo lanzó recientemente un comunicado de prensa, donde detalla la “Red Limpia para Salvaguardar los Activos (en línea) de Estados Unidos“, que esencialmente será una especie de La Gran Muralla Virtual contra China, para mantener la influencia de sus empresas y gobierno lejos de los ojos estadounidenses. Entonces, ¿este inusual programa es un signo de la dictadura u otra propaganda de “Hacer que Estados Unidos sea Grande Otra Vez”?

¿Un posible momento multipolar gracias a Trump?
Hasta ahora, durante la corta historia de Internet, este sistema global creado por EE.UU./Occidente, ha estado abierto a todos, aunque algunos países han elegido voluntariamente aislarse de él. Además de una censura menor como el bloqueo de LinkedIn en Rusia, por negarse a cumplir con la ley rusa, China y Corea del Norte han puesto bloqueos muy fuertes, aislándose de la comunidad global en línea. China ha impuesto la prohibición a la mayoría (si no a todas) las redes sociales occidentales como Facebook, YouTube y Twitter, mientras que al mismo tiempo ha copiado estos conceptos y desarrollado sus equivalentes para su propio mercado (y lenguaje). Cuando tienes una población (de 1,400 millones de personas) y una riqueza masiva en un solo idioma, puedes hacer cosas como Youku Tudou, permitiendo que la mayoría de las personas ni siquiera sepan que YouTube existe. Hasta ahora, los bloqueos contra la Internet global han sido puestos exclusivamente por naciones no occidentales. Pero ahora, con Trump y su equipo obligando a sitios / programas chinos como Tik Tok y WeChat a privatizarse, en teoría, librándose de cualquier influencia del Partido Comunista, vemos que se está construyendo un muro fronterizo dentro de la “World Wide Web” y los chinos están pagando por ello.

Brazos del Partido Comunista
Un aspecto importante de estas medidas para reducir la influencia de los chinos rojos es que, debido a que todavía es una nación comunista, cualquier empresa con 15 o más empleados es responsable ante el estado (según los extranjeros que han trabajado en empresas chinas, la dinámica entre el estado y el negocio privado es muy complejo allí, y puede leerlo con gran detalle aquí). Entonces, si uno debe temer estrictamente la intromisión china en los asuntos de Estados Unidos, prácticamente cualquier negocio en todo el país podría considerarse un brazo del Partido Comunista Chino.
Esto obligará a China a reconsiderar su actitud hacia Internet. Si los demócratas ganan las elecciones (e incluso si no lo hacen y están lo suficientemente enojados), seguramente se agregará a Rusia a la lista de medidas de “limpieza”. Irónicamente, la palabra rusa para “purgas” es “chistka”, que significa “limpieza”, lo que hace que el texto de Pompeo parezca sacado del manual de la NKVD de 1920. No podemos olvidar que Washington todavía vive en una realidad de la Guerra Fría, donde cada persona en la Rusia capitalista de hoy responde de alguna manera directamente al Kremlin, lo que significa que, de alguna manera VK.com, está trabajando para Vova (Putin) y tendrá que cerrarse.
Así, en este escenario y con China teniendo su propia Internet, si estas políticas de seguridad continúan extendiéndose, podríamos ver que nuestro planeta comenzará a tener múltiples “redes” separadas para al menos Rusia, China y Occidente / Resto del Mundo. Este movimiento de Trump es ciertamente malo para China, pero bueno para el antiglobalismo y la multipolaridad.

Los extranjeros no tienen derechos
¿Tiene el gobierno de EE.UU. derecho a colocar barreras en Internet? Parece obvio que los estadounidenses tienen derecho a leer material de China, incluso si está mezclado con propaganda cursi. Libertad significa tener la libertad de ser bombardeado por todo tipo de información de comunistas, vendedores de aceite de serpiente y estafadores de blockchain. Tienes derecho a leer / ver lo que te gusta, ¿verdad?
Además, ¿Trump no cree en el mercado libre? Si las empresas chinas lo están haciendo mejor, ¿no tienen derecho a tener éxito y acceder a mercados abiertos? En la superficie, todo esto parece muy injusto.
La Constitución de Estados Unidos otorga derechos a los ciudadanos estadounidenses para leer material chino, pero los extranjeros no tienen derecho a proyectar esa información en Estados Unidos. Tampoco tienen ningún derecho sobre los estantes estadounidenses o una pulgada cuadrada del suelo estadounidense. Estos son los tipos de puntos de vista por los que Trump fue elegido. Envió el mensaje de que bajo su mando viviríamos en un mundo con fronteras. Trump prohibió rápidamente que los nacionales de ciertas naciones viajen a Estados Unidos, continúa construyendo el Muro fronterizo con México, y este movimiento contra China es consistente con esta filosofía, para los estadounidenses todo, para los no estadounidenses nada.
Obviamente, los chinos (el gobierno y / o los individuos) podrían simplemente pagar a los ciudadanos estadounidenses para que operen su cosas en Estados Unidos, al igual que los Kalashnikovs (armas creadas en Rusia) tienen que fabricarse en Florida para su venta en territorio estadounidense, es por eso que se inventó la ley FARA (Foreign Agents Registration Act) para asustar o controlar a cualquiera que esté dispuesto a hacer esto. Esto deja a los chinos con muy pocas opciones que privatizar de alguna manera estos programas / aplicaciones / sitios, para apaciguar a Trump o sufrir grandes pérdidas financieras.

¿Quién es el perro alfa?
Estas restricciones son principalmente el Hegemon Global afirmando su dominio. Los chinos no pueden espiar, poner software oculto, etc., en los dispositivos de los estadounidenses, pero no hay nada que impida a Apple / Google hacer continuamente lo mismo con personas de todo el mundo, incluso dentro de las fronteras de EE.UU.
Trump podría haber pedido crear un acuerdo internacional sobre cómo tratamos los datos personales de los ciudadanos de los demás y cómo podemos operar de manera justa sin espiarnos unos a otros. Podría haber elegido un acuerdo entre naciones con más sabor a Thomas Jefferson. En cambio, optó por un enfoque más dictatorial de “hacer lo que quiero o si no…”. El éxito de este movimiento podría mostrar cuán fuerte puede ser EE.UU. para controlar / castigar / influir a China con un acción directa. China no puede dar marcha atrás y vender cualquier cosa que Trump le diga, pero ciertamente tomará represalias, la pregunta es ¿cómo? Quizás la “caída del imperio” aún esté lejos.

En resumen:
— Por primera vez, Occidente está expulsando a alguien de la World Wide Web a una escala casi nacional.
— Las naciones prohibidas seguirán utilizando Internet(s) separados.
— Dado que podría considerarse que casi todas las empresas chinas importantes están bajo la influencia del Partido Comunista Chino, es vulnerable a la prohibición.
— e.China puede prohibirse en su conjunto.
— Rusia seguramente será castigada por estas leyes a causa de la Guerra Fría / Putin el Malo
— Este movimiento es ideológicamente consistente con los valores que Trump proyectó durante su campaña: Estados Unidos Primero.
— Este paquete de políticas es constitucional.
— El éxito de esta política para disuadir a los chinos mostrará cuán fuerte puede afectar Estados Unidos a China con la acción directa.

Tim Kirby es periodista independiente, presentador de radio y televisión.

Texto original: https://www.strategic-culture.org/news/2020/08/14/the-great-firewall-of-washington-and-its-consequences/
Traducción: A. Mondragón

5 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*