Trump debería hacer lo que hizo Abe Lincoln

Foto: GettyImages

Larry Krasner, un fiscal de distrito —demócrata liberal y blanco— de Filadelfia, dice que arrestará a los agentes federales enviados a Filadelfia por el presidente Trump para proteger la vida, la integridad física y la propiedad de los ciudadanos, que Krasner se niega a proteger.
Paul Craig Roberts
Según el demócrata liberal blanco Krasner, el saqueo y los daños a la propiedad son “protestas pacíficas”. Otros funcionarios demócratas estatales y locales y, por supuesto, los medios “presstitutos” de EE.UU., han tomado la misma posición.
En Portland, Oregón, por ejemplo, el Presidente Trump ha tomado acciones “totalitarias” al haber enviado agentes federales para proteger el edificio de la Corte de Distrito de Estados Unidos de ser incendiado por “manifestantes pacíficos”.
Los demócratas han definido la defensa de la vida y la propiedad contra los saqueadores violentos, como un “ataque a nuestros más profundos principios constitucionales”. En otras palabras, la definición de los demócratas del derecho a la protesta incluye el saqueo y los daños a la propiedad, que dicen son derechos constitucionalmente protegidos.

Una presunta “rebelión fascista”
Un ex Procurador General demócrata, Neal Katyal, sostiene, falsamente, que el Presidente de Estados Unidos no puede enviar agentes federales para proteger la propiedad federal en un estado sin la aprobación del Congreso. Katyal llama a los agentes federales “matones” y acusa a Trump de liderar una “rebelión fascista contra nuestros más profundos principios constitucionales”.
El juez Michael H. Simon, de la Corte de Distrito de EE.UU. en Oregón, emitió una orden de restricción para evitar que la policía federal desalojara a los periodistas de las zonas que cierran para contener los disturbios. El juez de mierda no tiene una ley que le permita prohibir a la policía controlar los disturbios.

Apelando a la 10ma Enmienda
La demócrata liberal blanca de Oregón, la Fiscal General Ellen Rosenbaum, presentó una demanda contra la policía federal por interferir en el “derecho soberano” de Oregón de proteger a “la gente de secuestros y falsos arrestos dentro de sus propias fronteras”. Es risible que ahora veamos a los demócratas de la era moderna, desde el presidente Franklin D. Roosevelt como defensores del poder centralizado en Washington, apelando a la largamente muerta 10ª Enmienda de los derechos del estado. (“Los poderes que la Constitución no delega a los Estados Unidos ni prohíbe a los Estados, queda reservados a los Estados respectivamente o al pueblo”.)
Earnest A. Canning, quien reporta la posición anti-ley y orden de los Demócratas, se refiere a la protección federal de la propiedad como “la ilegalidad del asalto totalitario de Trump“.

Demócratas y saqueadores juntos
Menciono estas extravagantes posiciones tomadas por funcionarios y periodistas demócratas contra la ley y el orden, para ilustrar que los demócratas están alineados con los alborotadores y saqueadores que atacan a los ciudadanos propietarios. Y a pesar de esto, las encuestas afirman que los demócratas van a ganar las elecciones de noviembre. Si este es el caso, entonces claramente el pueblo estadounidense habrá votado por su propia muerte.
No sólo los funcionarios públicos demócratas se han alineado con los criminales y saqueadores, sino también la ACLU. Tengo un aviso de la Unión Americana de Libertades Civiles con fecha del 24 de julio que dice: “Durante la semana pasada, las fuerzas federales militarizadas han intensificado sus ataques violentos contra la gente de la ciudad. En respuesta, la ACLU de Oregón demandó inmediatamente al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y al Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos… los agentes federales están ocupando las calles infligiendo dolor y silenciando a la gente que cree que las vidas de los negros importan”. La ACLU quiere que les envíe dinero para que eliminen cualquier restricción federal sobre el saqueo y daños a la propiedad.

“Como tropas de asalto militares”
Incluso gente normalmente muy inteligente, como mi respetado amigo John W. Whitehead, ha perdido la cabeza. John es un abogado constitucionalista. Él sabe que no ha habido una Décima Enmienda desde que el Presidente Lincoln la quitó de la Constitución y centralizó el poder en Washington. Sin embargo, acusa a Trump de un “golpe federal para derrocar a los estados y no acatar la Décima Enmienda“.
John describe a los agentes federales enviados para proteger los tribunales federales y otras propiedades, como “un grupo de agentes secretos que se ven, se visten y actúan como tropas de asalto militares en una redada y han sido autorizados a merodear por las ciudades en vehículos sin marcas, arrebatando las calles a los ciudadanos”.

Lo que dice una jefa de policía
Es importante entender que las fuerzas policiales locales no están de acuerdo con sus amos demócratas liberales blancos o con John Whitehead. La jefa de policía de Seattle, Carmen Best, una afroamericana, envió una carta con fecha 23 de julio al consejo de la ciudad de Seattle, un grupo de hombres y mujeres demócratas liberales blancos, dos hispanas demócratas y una demócrata de la India, informándoles que: “Es un hecho que hay grupos e individuos que intentan destruir nuestra ciudad. El domingo 19 de julio y el miércoles 22 de julio ha ocurrido la destrucción de propiedades a gran escala y ataques a oficiales, hiriendo a más de una docena, algunos de manera significativa. Este fin de semana sabemos que se planean varios eventos en toda la ciudad que, previsiblemente, involucrarán a muchos de los mismos actores violentos de los últimos días. No hay razón para no asumir que seguiremos experimentando las destrucción de propiedades, incendios, saqueos e intentos de herir a más oficiales durante el fin de semana y más allá”.

Una ciudad privada de protección
La Jefa de Policía Carmen Best le dice entonces al estúpido concejo de la ciudad de Seattle, puesto en funciones por los tontos residentes de Seattle, que como el concejo de la ciudad ha desarmado a la policía y ha aprobado una ordenanza que impide a la policía utilizar incluso herramientas no letales como el spray de pimienta, el concejo de la ciudad ha privado a la ciudad de toda protección policial, porque “en estas circunstancias, tal y como ha sido creado por el Concejo, no podemos controlar las manifestaciones. Si no se me permite equipar legalmente a los oficiales con las herramientas con que han sido entrenados a usar para proteger a la comunidad y a sí mismos, sería imprudente hacerlos enfrentar este nivel de violencia bajo las actuales restricciones legales impuestas por el Consejo… En grandes multitudes, no hay una forma segura de que los oficiales hagan arrestos cuando sus colegas no tienen las herramientas necesarias para protegerlos”.
Por lo tanto, ella informó al estúpido concejo de la ciudad de Seattle, que no habrá protección policial contra el saqueo e incendio de la ciudad.

A defenderse por su cuenta
Luego, el 24 de julio, la misma jefa de policía informó a todos los dueños de negocios y residentes de Seattle que como ellos, en su sabiduría, habían elegido un concejo de la ciudad que ha prohibido a la policía de Seattle defender sus vidas y propiedades, no habrá tal defensa. Están por su cuenta y propio riesgo, le dijo ella a los residentes de Seattle. Aquí está su carta.
En caso de que usted haya sido educado recientemente en los Estados Unidos y, por lo tanto, no tenga idea de lo que dice esta carta, el Jefe de Policía de Seattle le está diciendo a los dueños de negocios y a los ciudadanos de la ciudad que el Concejo de la Ciudad que ellos eligieron, los ha privado de toda protección policial.

Pandillas exigiendo dinero
Aparentemente, las mismas restricciones a la policía impuestas por los demócratas en otros lugares han dejado a varias ciudades sin protección policial. Amigos en Atlanta, Georgia, me dicen que ahora es una práctica común en Buckhead, una sección de clase media alta de la ciudad donde no viven negros, que las pandillas juveniles negras rodeen los coches detenidos en los semáforos y exijan dinero. Los jóvenes negros se paran delante y detrás de los coches, de modo que los conductores no pueden escapar sin golpear a los negros, lo que significaría la detención y el enjuiciamiento del conductor. Si el conductor no entrega el dinero exigido, la pandilla comienza a dañar el auto y a amenazar a los pasajeros.
La policía de Atlanta, atada por el gobierno de la ciudad, ha anunciado que la policía sólo responde a las llamadas por asesinato. Para todo lo demás, la defensa de los ciudadanos es por su propia cuenta, incluyendo aparentemente los allanamientos de morada, que se están multiplicando en la zona de Buckhead, pero que no son noticia para los medios “presstitutos”.

¿Qué debería hacer Trump?
Esto es los EE.UU. de Trump. Puedes imaginarte lo que será EE.UU. bajo los Demócratas. Para los estadounidenses blancos en las zonas afluentes será un infierno. Ahora vean a los blancos de mierda elegir a los demócratas.
¿Qué debería hacer Trump? ¿Debería proteger el gobierno y la propiedad civil que los funcionarios demócratas estatales y locales se niegan a proteger, o debería dejar que Antifa y Black Lives Matter quemen las ciudades controladas por los demócratas hasta las cenizas?
Estoy a favor de lo último. Los estadounidenses suficientemente estúpidos para votar en contra de sí mismos, merecen su destrucción si es una consecuencia de su propia acción.

Lo que hizo Abe Lincoln
Por otro lado, el Presidente Trump podría tomar una página del Presidente Lincoln, declarado por los demócratas liberales blancos como el mejor presidente de EE.UU. El Presidente republicano Lincoln arrestó al alcalde y al gobierno de Baltimore, Maryland, y a la legislatura estatal de Maryland, sin preocuparse por el debido proceso o el hábeas corpus, ignoró un fallo del Tribunal Supremo, encarceló a 300 editores de periódicos del Norte sin pruebas y mantuvo en prisión a un mínimo de 38,000 ciudadanos de los estados del Norte, sin tener en cuenta en lo absoluto el debido proceso y el hábeas corpus.
Si Trump tuviera un gobierno de su lado, lo que no ha tenido, y si el Partido Republicano no fuera una colección de maricas, a diferencia de los tiempos de Lincoln, Trump podría seguir el ejemplo del gran héroe americano, Abraham Lincoln, y podríamos esperar que varios municipios, alcaldes, gobernadores, fiscales de distrito, jueces y la totalidad de los medios de comunicación de EE.UU. fueran arrestados. De hecho, la basura podría ser enviada al extranjero, a las prisiones de la CIA y ser torturada hasta la muerte. ¿Qué patriota los echaría de menos?

Como pasó en Ucrania
Todos los estadounidenses, negros, blancos, amarillos, marrones, y sin duda los ciudadanos de Seattle, deberían entender que desarmar a la policía es lo que destruyó el gobierno y la independencia de Ucrania. Cuando Washington lanzó su golpe contra el gobierno de Yanukóvich, la policía fue enviada desarmada para hacer frente a las “protestas” que eran un velo detrás del cual operaba la acción revolucionaria armada y violenta (promovido por la CIA).
Lo que los estúpidos demócratas están preparando para Antifa es “Revoluciones Maidan” (lo que pasó en Ucrania) en las ciudades estadounidenses. Una ventaja de tales revoluciones es que enseñaría a los estadounidenses de mierda a ser más cuidadosos al elegir a quienes ponen en los cargos electos.

Paul Craig Roberts es un economista y ex Subsecretario del Tesoro, en el gobierno de Ronald Reagan.

Fuente: https://www.paulcraigroberts.org/2020/07/26/trump-should-take-a-page-from-abe-lincoln/
Traducción: A. Mondragón

2 Comments

  1. Este hombre Paul está loco. No sé si lo que dice de Abe Lincoln es en serio o no, pero imagino que sí. Su conservadurismo es el ejemplo ideológico perfecto para no ser uno un conservador; un conservadurismo más auténtico, que de todas maneras yo considero inadecuado en general, pues debería ser su prioridad.

    Uno puede oponerse a las agresiones mediadas de algunos colectivos, en base a que su causa justa no implica la destrucción de la propiedad, en particular, debido a que eso alejaría a las personas de las ideas que éstos pretenden defender (muchas de las cuales a mi me convencen), y aunque a veces la fuerza es necesaria y Estados Unidos es un país de tercos y mulas, y que me perdonen por decir lo anterior, todavía se puede intentar votar.

    En conclusión, el autor es un hombre bastante peligroso, pero es por eso que su artículo cobra más sentido. En especial porque Abe Lincoln, no fue tan progresista como se le pinta, ni tan heroíco.

  2. Este hombre Paul está loco. No sé si lo que dice de Abe Lincoln es en serio o no, pero imagino que sí. Su conservadurismo es el ejemplo ideológico perfecto para no ser uno un conservador; un conservadurismo más auténtico, que de todas maneras yo considero inadecuado en general, pues debería ser su prioridad.

    Uno puede oponerse a las agresiones mediadas de algunos colectivos, en base a que su causa justa no implica la destrucción de la propiedad, en particular, debido a que eso alejaría a las personas de las ideas que éstos pretenden defender (muchas de las cuales a mi me convencen), y aunque a veces la fuerza es necesaria y Estados Unidos es un país de tercos y mulas, y que me perdonen por decir lo anterior, todavía se puede intentar votar.

    En conclusión, el autor es un hombre bastante peligroso en sus ideas, pero es por eso que su artículo cobra más sentido. En especial porque Abe Lincoln, no fue tan progresista como se le pinta, ni tan heroíco.

Agregue un comentario a Santiago Madrigal Cancelar respuesta

Your email address will not be published.


*