Trump y sus compinches pueden ganar usando “La XII Enmienda”

Utilizando un vacío legal en la Constitución de Estados Unidos —haciendo uso de la XII Enmienda— los Republicanos harían ganar a Trump en dos fases: Primero, anulando las elecciones en varios estados claves, tomando como pretexto los saqueos e incendios que puedan ocurrir en las oficinas de correo; y Segundo, dejar que la Casa de Representantes elija al Presidente.

Por Greg Palast

No digas que no te lo advertí. Hace seis semanas, le dije a Naomi Wolf, al aire, que el presidente Donald Trump puede ganar mediante un golpe de estado constitucional, haciendo el primer uso de la 12ª Enmienda. Y ayer, Trump dejó salir al gato de la bolsa, al decir que espera invocar la laguna jurídica de la 12ª Enmienda. Dijo textualmente: “¿Crees que el 3 de noviembre [se decidirá la elección]… en cierto punto va al Congreso”? Estaba revelando lo que sus secuaces debieron haberle dicho: Ganarás usando la XII Enmienda. Esto es lo que yo dije el 5 de agosto (y gracias a Thom Hartmann por la primera advertencia sobre un “golpe de estado de la XII”, ver aquí).

Revueltas e incendios como pretextos Quiero que la gente piense en esto detenidamente. Por ejemplo, el Gucci Riot con Roger Stone en el 2000, donde vimos a los consultores de $1,200 la hora golpeando las ventanas y deteniendo el conteo de los votos en Florida. Ahora tendremos a los Boogaloo Boys con camisetas hawaianas y armados con palancas y tuberías, destrozando los edificios, lanzando cócteles Molotov a las oficinas de correos, porque nuestro presidente ha dicho que hay un millón de papeletas fraudulentas y tenemos que detener el robo la elección. Habrá protestas en las calles de ambos lados. Ya hubo un ensayo en Portland. Fue un ensayo donde vimos en funcionamiento a los SUV sin distintivos, recogiendo a la gente como si estuviéramos en la Argentina de los 70’s.

No van a certificar los resultados Y lo que me preocupa es que, por ejemplo, tendremos a dos oficinas de correos en llamas y la oficina del Secretario del Condado de Miami-Dade estará cerrada, porque es demasiado peligroso para entrar debido a los Boogaloo Boys y Proud Boys. Entonces lo que sucede es que la legislatura de Florida, rabiosamente republicana, dirá que hay demasiado caos, que no podremos contar los votos a tiempo. Se espera que Florida tenga 6 millones de boletas por correo. La Legislatura de Florida, controlada por el Partido Republicano, dirá que no podemos contarlos a tiempo, por lo que no vamos a certificar la elección. E igualmente, los republicanos que controlan la legislatura del estado de Michigan también dirán: “No podemos certificar la elección”. E imagínese a Detroit está y Milwaukee en llamas. Ninguno de estos estados certificará los resultados.

Obviando al Colegio Electoral Entonces, tendremos a tres legislaturas republicanas diciendo que hay caos en las calles, que hemos tenido que aplicar la ley marcial, toques de queda, que no podemos contar las boletas. Por lo tanto, no habrá certificación para enviar a sus representantes al Colegio Electoral, que es el que finalmente elige al ganador. Como resultado, ningún candidato obtiene los 270 votos en el Colegio Electoral porque ellos no podrán enviar a los electores del Colegio Electoral. Luego lo que sucede es bastante simple, bajo la 12ª Enmienda el voto final va a la Casa de Representantes. Sin embargo, no es Nancy Pelosi quien toma la decisión. Y en esa votación, a diferencia del Colegio Electoral, cada estado solo recibe un solo voto. Wyoming, que tiene menos de 600 mil habitantes, obtiene el mismo voto que Nueva York, que tiene casi 20 millones, y entonces Donald Trump es reelegido, constitucionalmente, porque nuestras ciudades están en llamas.

¿Cuál es la solución para evitarlo? Una votación anticipada y masiva en persona. Vaya a mitad de semana cuando no haya filas. Lleve su mascarilla, guantes, desinfectante, identificación y esa es la solución.

Cómo la XII Enmienda favorece a los Republicanos Redacción NSM Actualmente, los republicanos controlan 30 legislaturas estatales y los demócratas solo 19, con un estado dividido (Nebraska que aunque tiene legisladores no partidistas, puede considerarse republicano). Estas legislaturas de estados rojos controlan 305 votos electorales, y solo se necesitan 270 para asegurar la presidencia. Y es en este contexto que la XII Enmienda favorece a Trump, como lo reportó The Atlantic. Esta es una preocupación real. Si ningún candidato gana la mayoría del Colegio Electoral, la Duodécima Enmienda autoriza a la Cámara de Representantes a decidir quién será presidente. Aunque la Cámara está controlada por demócratas, predecir el resultado no es tan simple. La Enmienda requiere que la Cámara elija al presidente votando como estados, no como miembros individuales. Entonces, en lugar de 435 votos individuales, habría 50 votos estatales.

Trump obtendría 25 votos La Enmienda no dice cómo los representantes de cada estado deben decidir el voto de su estado. Si la Cámara actual tuviera la tarea de seleccionar al próximo presidente y los estados con más republicanos que demócratas en su delegación votaran por Trump, él obtendría 25 votos. Veintitrés estados tienen más miembros demócratas en la Cámara que republicanos, por lo que el candidato demócrata probablemente recibiría 23 votos. Florida y Pensilvania están divididos equitativamente entre demócratas y republicanos, dejando sus votos presidenciales en el aire. No es del todo seguro si el Distrito de Columbia (DC) podría votar en esta circunstancia. El texto de la Duodécima Enmienda sugiere que solo los estados pueden votar, pero la Vigésima Tercera Enmienda otorgó a los electores del DC que votan por presidente y “realizan tales deberes” como lo requiere la XII. Entonces ¿qué sucederá? Manténgase sintonizado.

2 Comments

Agregue un comentario a CARLOS C ARGUETA Cancelar respuesta

Your email address will not be published.


*